Siguiendo las huellas de los lobos de Kõrvemaa

Texto y fotos: Bert Rähni, www.360.ee
Traducción al inglés: Liis
Traducción del inglés al alemán: Brit
Traducción del inglés al español:Martín Emiliano Muñoz
 
El tiempo de las últimas dos semanas sin nieve continúa y los bosques están llenos de huellas de animales. Tantas son las huellas, que es difícil determinar su edad. Pero eso no es importante ya que también las viejas huellas dan una impresión del comportamiento de los animales. El viernes, caminando con raquetas, seguimos las huellas de una manada de lobos en Kõrvemaa.
 
En algunas horquillas de las huellas tuvimos suerte con la elección del camino, ya que llegamos a los lugares para dormir de los lobos. Aquí la manada había pasado varios días. Nosotros identificamos por lo menos seis diferentes lugares de descanso. Daba la impresión que allí se durmió varias veces, porque las posiciones estaban profundamente derretidas. De los alojamientos salían innumerables huellas en todas las direcciones.
 
 
Los lobos normalmente descansan en lugares bastante abiertos desde donde tienen un buen panorama de los alrededores. Esta vez fue en una baja pradera de río. Algunas áreas de descanso fueron en las cañas, otras directamente sobre el hielo del río.
 
 
El dormitorio estaba rodeado por árboles dispersos y alrededor estaba la pradera abierta.
 
 
Las huellas estaban particularmente cerca del hielo del río. Daba la impresión de que la manada había hecho numerosos viajes desde el lugar para dormir. Cerca de sus dormitorios los senderos estaban más pisados; un poco más lejos, las huellas se dispersaban en distintas direcciones.
 
En algunos lugares descubrimos manchas de sangre. Éstas fueron dejadas en la nieve por hembras en celo. La temporada de apareamiento de los lobos debe de estar terminando en el momento. Pero como las huellas que encontramos habían sido hechas por lo menos hace una semana, la temporada de apareamiento probablemente haya estado en ese momento en pleno apogeo. En la foto de abajo se puede ver que una loba en celo estuvo sentada ahí.
 
 
Es una prueba de que a las protegidas manadas de lobos de Kõrvemaa les va bien y que en la primavera se puede contar con cría.
 
Había lugares marcados y excrementos por todos lados, incluso en la nieve que cuelga de los árboles.
 
 
Aproximadamente a un kilómetro del lugar para dormir de los lobos llegamos a un cráneo de jabalí completamente roído. Se puede asumir que es un remanente del alimento de los lobos.
 
 
¡El servicio meteorológico para los próximos días no predice nieve!


 

EST EN DE ES RU  FORUM

       

Artículos más antiguos