Cámara de castores

Enviado por Looduskalender el Dom, 23/04/2017 - 19:56
Autorid

Presenta Tiit Hunt, www.rmk.ee
Facilitan la retransmisión Teetormaja y EENet
Traducción: Adolfo

 

Cuerpo

 

directo | noticias | foro

Señal para dispositivos móviles cuando al anterior no funciona: Windows 10 Mobile, iPhone, iPad, Android. VLC

Ordenadores más antiguos: flash player

La Cámara de los ciervos ha finalizado su temporada. Los ciervos, como muestra de agradecimiento por la comida, dejaron a Uno dos cornamentas en el mismo punto de alimentación.

Ayer instalamos en Saaremaa una cámara web en un lugar habitado por castores y esperamos poder seguir sus actividades y ver y oír también a otros animales que están más o menos relacionados con el medio acuático, bien sean ranas, mamíferos o aves. La primera noche de la Cámara de los castores, antes de la medianoche se podía oír  muy cerca el característico sonido de los castores royendo, el croar de las ranas, el ruido de las grullas, los ánades reales y la lechuza. A las 00.37 apareció un castor delante de la cámara. Por la mañana, a la luz del día se podía ver peces burbujeando  y sacando el lomo del agua. Talvez eran rutilos.

Finales de febrero, principios de marzo es la época de celo de los castores.  A finales de mayo, principios de junio suelen nacer de 1 a 4 crías. Es simpático ver como las crías de castor se mueven torpemente en lo alto del nido o juguetean en el agua.

Actualmente no sabemos cuántos individuos habitan en esta madriguera, pero ya sabremos más de ellos y de sus actividades a lo largo de la primavera y el verano. Esta familia debe de estar formada por una hembra preñada, un macho y los hijos del año pasado. Aunque no se  han podido contar con seguridad, se puede estimar que este grupo familiar está formado por 5 o 6 individuos.

A la derecha del nido hay un área de unos trescientos metros cuadrados de cañaveral  poco denso, lleno de decenas de agujeros y surcos obra de los castores, la mayoría de los cuales no mostraban signos de actividad reciente. De hecho, de  una de esas madrigueras salió una rata topera (Arvicola amphibius). A unos doscientos metros, en un pequeño canal, habían derribado un abedul, en un pequeño bosquecillo situado más lejos se podían observar marcas sobre la nieve primaveral, prueba de  que habían ido a masticar las ramas de una haya que había sido derribada hace poco…

Koprakaamera 2017

Una de las hayas- los castores son capaces de talar una de ellas en dos o tres horas- había sido devorada más de la mitad. No sabemos, qué tiempo espera este castor…

La señal de video es transmitida a  través el mástil de telefonía móvil hasta la Teetormaja y EENet la hace visible para los espectadores.

Participan en el proyecto:

EEnet