Nóctulo común – nuestro murciélago más grande

Enviado por Looduskalender el Mar, 30/08/2016 - 21:37
Autorid

Texto y foto Triinu Tõrv, MTÜ Suurkõrv
Traducción: Adolfo

Imagen
Cuerpo

Nóctulo común

 

Nóctulo común             Nyctalus noctula

El nóctulo común o mediano es el murciélago de mayor tamaño de Estonia. Alcanza una envergadura de hasta cuarenta centímetros, es decir casi el doble que el Murciélago de Nathusius. El nóctulo alcanza un peso de unos cuarenta gramos. Otros murciélagos de nuestro entorno alcanzan pesos bastante menores.

El nóctulo tiene un pelaje liso de color marrón claro, del mismo tono tanto en el dorso como en la zona ventral.  El rostro, las orejas y la piel interdigital son un poco más oscuras. El trago, como en las demás especies de su género, tiene una forma arriñonada.

El vuelo del nóctulo es rápido, hasta 50km/h,  y recto. Son característicos los súbitos picados para capturar insectos. Con frecuencia vuela alto, por encima de los árboles por lo que es difícil de localizar.  El nóctulo caza cerca de las masas de agua y de árboles. Esta especie forma colonias de cría en los huecos de los árboles aunque también los nóctulos emplean como escondites o lugares de hibernación las salidas de ventilación delas viviendas o las grietas en los puentes de las carreteras.

Los Nóctulos emiten largos sonidos de baja frecuencia que usan como eco-localización. La audición de los humanos alcanza hasta los 20 kHz. Algunos sonidos de los Nóctulos alcanzan hasta los 18 kHZ, por lo que niños o jóvenes con una buena audición son capaces de oír  a estos murciélagos. Para personas con un oído muy sensible los sonidos emitidos por los Nóctulos pueden llegar a ser muy dolorosos si se encuentran en las cercanías. Se puede oír a los Nóctulos usando un detector de sonidos de murciélagos en la frecuencia de 20 kHz.

Los Nóctulos están distribuidos por toda Estonia pero no es una especie muy abundante. Es una especie migratoria que se encuentra en Estonia sólo en verano. En la época invernal migran al centro y al sur de Europa, pudiendo recorrer hasta mil quinientos kilómetros.