La semana en el bosque. Primeras heladas nocturnas importantes

Enviado por Looduskalender el Sáb, 22/10/2016 - 02:05
Sisu
Traducción: Adolfo

¡Por fin la hembra de tejón se dejó ver  a plena luz del día! Hasta ahora todas las imágenes de los tejones eran en blanco y negro, a horas con muy poca o ninguna luz. La hembra de tejón salió de la madriguera a mediodía y la cámara pudo grabó las primeras imágenes  a todo color de nuestros tejones.

La semana pasada se produjeron las primeras noches en las que el termómetro marco por debajo de cero grados. Los tejones son conscientes de lo que se avecina. Para cuando las temperaturas empiecen a mantenerse por debajo del punto de congelación será el tiempo para comenzar el sueño hibernal y antes tienen que preparar las madrigueras para el duro invierno que se aproxima. En la madriguera de los tejones situada junto a un pantano en Soosaar,  los últimos días la entrada principal había tenido poca actividad pero ahora se ha empezado a detectar mucho movimiento. La tarea de acumular material blando y seco para introducirlo después en el nido parece ser responsabilidad exclusiva del macho y la ha estado efectuando en las bocas que había tenido poco movimiento. Da la impresión  que las cámaras situadas en la parte de atrás parecen estar ya listas ya que no han introducido ya más hojas.

Se han visto obligados a pactar con los perros mapache. Irremediablemente hay que sobrevivir a un largo invierno  y tendrán que soportar a los perros mapache como inquilinos.  

Cada semana que pasa los tejones ganan peso a ojos vista. También esos perros mapache inquilinos han engordado notablemente. Pasan las largas noches efectuando largos recorridos para encontrar comida.

Las hojas siguen cayendo y la espesura  comienza a clarear. La naturaleza esta silenciosa y abierta. Las mañanas crujen por las heladas.