La semana en el bosque. Lobos.

Enviado por Looduskalender el Dom, 11/12/2016 - 00:00
Sisu

Ha subido de nuevo las temperaturas en la madriguera de Salumets. Podemos ver a un lobo delante de la cámara y el brillo de los ojos de otro ejemplar oculto en las profundidades del bosque.

En Salumets hay mucha actividad a pesar de que los tejones no salen de su regfugio. Aparentemente la pareja de tejones había vivido muchos años en esa madriguera sin tener competencia. Pero esta semana han aumentado los pretendientes. Una nueva pareja de perros mapaches comenzó a husmear la entrada de la madriguera. Uno de los recién llegados presentaba un aspecto muy famélico, infectado de sarna sarcóptica. Se movía con dificultad y estaba afectado por las bajas temperaturas ya que apenas tenía pelaje. En cambio su pareja aparentaba buena salud, con el pelaje en perfecto estado.

Además de los perros mapache, podemos ver también a un zorro.

A  pesar que en Salumets la madriguera tiene cuatro entradas, los perros mapaches prefieren sólo una de ellas. Pero en esa galería no caben varias familias o ¿tal vez el aspecto enfermizo de uno de los recién llegados provoca el rechazo de la pareja que ya estaba allí? Sea lo que sea comenzó la pelea y los atacantes fueron rechazados. Y para que aprendieran bien la lección los persiguieron un largo trecho bosque adentro.  

Cuando el perro mapache se introdujo en la madriguera, paso un cierto tiempo hasta que empezaron los ruidos de la pelea, lo que da idea de lo profundo que era el sueño de los ocupantes.

Cuando los perros mapaches pelean entre ellos se oyen ese tipo de gruñidos, bien conocidos para los que viven en la proximidades de un bosque. También en los campos de manzanos se oye por las noches esos ruidos.

Visitaron la madriguera del Animal del Año los corzos, que será el próximo Animal del Año. La cámara también recoge una escena donde los corzos escuchan con atención unos extraños ruidos: el Ejército estaba efectuando maniobras y se oía el ruido de un helicóptero.

Los tejones de Soosaar estuvieron activos hasta que la temperatura bajo de cero grados y llegó la nieve, momento en el que se quedaron dentro de sus guaridas.

Los perros mapache se han hecho más osados. Si en momento dado parecía que se conformaban con la entrada trasera y no molestaban a los tejones, esta semana hemos visto otro comportamiento. Los perros mapaches entraron con decisión por la entrada principal. Probablemente se quedaron en la parte superficial de la madriguera ya que no hubo señal de pelea con los tejones. Al igual que en Salumets, también en esta madriguera hay varios pares de perros mapaches. No se han observado todavía peleas pero un tenso momento se puede detectar  en el video sobre las 8:20: un perro mapache está un largo tiempo observando desde la parte trasera de la madriguera a otra pareja de perros mapaches. En un momento dado tiene lugar el ataque. El perro mapache que está vigilando la boca de la madriguera desaparece dentro de ella y uno de los atacantes le sigue, pero vuelve a salir rápidamente y se reúne con su pareja que estaba fuera.

Cuando las temperaturas bajen más, tampoco los perros mapaches saldrán de la madriguera.

También apareció en Soosaar un corzo, un macho joven. Investigó y husmeó la madriguera hasta que se asustó y huyó ya que oyó ruidos dentro de la madriguera. También aparecieron jabalís y un zorro.