La semana en el bosque. Navidades

Enviado por Looduskalender el Mar, 10/01/2017 - 18:30
Sisu

La semana con menos luz diurna del año no ha sido muy fría por lo que estas Navidades los tejones de Soosaar no han estado durmiendo todo el tiempo. Han aparecido delante de  las cámaras los tres grupos de animales que habitan la madriguera. Incluso se  ha visto al viejo macho con su cola gorda y mullida, el cual hasta ahora era el que menos veces había aparecido. Como siempre, la principal ocupación ha sido acicalarse y rascarse el pelaje. A diferencias de las anteriores semanas la salida al exterior consistió en efectuar recorridos más largos por el bosque, no quedándose la mayor parte del tiempo junto a la madriguera como otras veces. En un par de  momentos podemos ver a los tejones amontonar hojas húmedas. La cámara no lo captó (se le acabaron las baterías y no pudo grabar todo el proceso al completo) pero al final  introdujeron esos restos vegetales en la madriguera.

¿Por qué  este inteligente animal introduce material húmedo en la madriguera? No parece muy adecuado para tumbarse sobre él. Se piensa que lo usa para taponar en parte las galerías de salida, antes de entrar en un sueño más profundo. Y lo hace antes de que lleguen las temperaturas bajo cero. Las últimas previsiones del tiempo anunciaban una bajada de la temperatura.

Cuando los tejones salen, los perros mapache procuran mantenerse alejados. En las primeras bocas de la madriguera ni  han parecido.

En las bocas secundarias de la madriguera de Soosaar la semana de Navidad ha transcurrido tranquila. Alguna vez se han visto a los perros mapaches. Al igual que en las bocas principales, el objetivo de la cámara estuvo varios días borroso. La madriguera está situada sobre una pequeña elevación en una zona pantanosa, por lo que la humedad es muy alta cuando se descongela el hielo y la nieve. En uno de esas imágenes poco nítidas se puede ver también a un tejón. A  partir de  la salida delante de la cámara serpentea por el bosque la senda de tejones más utilizada. A la izquierda, junto a la senda se puede comprobar que los tejones han efectuado largos recorridos en estos días navideños.

Delante de las cámaras de Salumets apareció una pareja conocida. El perro mapache con sarna acompañado de su pareja, que parece estar sana. En esas imágenes no se puede ver pero, de acuerdo con los sonidos de fondo,  se puede apreciar que estaban juntos. Al final del video se ve claramente que el perro mapache que inspecciona la madriguera es desconocido en este lugar. Con muchas precauciones, husmea y escucha, sin atreverse a introducirse en la madriguera.

En lo más profundo de la madriguera duerme otra pareja de perros mapaches. Nadie les molesta. Ni el estómago vacío ni los tejones que excavaron tan magníficas galerías.

No hay una sola señal donde pudieran estar los tejones de Salumets. Esperemos que su nido esté seco y disfruten de dulces sueños. ¡Felices fiestas!