VIDEO: parientes más pequeños de los urogallos

Enviado por Looduskalender el Mié, 20/11/2019 - 01:05
Autorid

Grabó el video: Ahto Täpsi
Foto: Arne Ader
Traducción: Adolfo

El grévol común que aparece en el video se está alimentando de pequeñas ramas de abedul, sin preocuparse de lo que ocurre a su alrededor.

Cuerpo

 

Grévol común        Tetrastes bonasia

 

Los habitantes de los antiguos bosques de Estonia son en general bastante huidizos con todo lo extraño. Parientes de menor tamaño de los urogallos, son las Gallinaceas más abundantes de Estonia.

A lo largo del año se mueven cerca de su lugar de anidación: principalmente bosques mixtos, donde crecen tanto alisos, abedules, hayas y avellanos ya que de sus amentos, yemas, semillas, frutos y ramillas se alimentan en la época invernal. En verano también consumen insectos y bayas.

La época de celo es en septiembre y octubre, tras la que las parejas formadas pueden pasar juntas todo el invierno.

Los jóvenes nacidos en el verano, cambiaran el plumaje en otoño, asemejándose a los adultos.

Los grévoles comunes tienen una pequeña cabeza pero el cuerpo es rechoncho.

Los machos y las hembras tienen el mismo tamaño, pesando alrededor de trescientos-cuatrocientos gramos, a veces un poco más. La longitud del cuerpo es algo inferior a cuarenta centímetros, con una envergadura de medio metro, lo que equivale a decir que son de un tamaño similar al de las palomas.

Al alzar el vuelo se oye un fuerte aleteo (quien lo ha oído sabe lo que es). ­Es sorprendente como unas aves tan pequeñas son capaces de producir ese ruido tan fuerte aunque todas las Gallinaceas levantan el vuelo ruidosamente.

Su plumaje muestra un patrón complejo y críptico, con las partes superiores grises, y las alas pardas, y las partes inferiores blancas moteadas y manchadas profusamente de marrón y rojizo. La cola muestra una banda negra en la punta. Ambos sexos se parecen, pero el macho tiene una cresta de mayor tamaño que la hembra, y su garganta es negra mientras que la de la hembra es parda. En general el plumaje de las hembras tiene unos tonos más oscuros que el de los machos.

Todos tienen unos ojos de color marrón rojizo, el pico es pequeño y negro.

Las cortas patas de los grévoles comunes son de color gris marronaceo y los dedos están recubiertos en invierno de unos flecos que les permiten agarrarse mejor a las ramas de los árboles congeladas.

Su población invernal se estima entre cincuenta mil a cien mil ejemplares. Los que saben son capaces de capturarlas con trampas.

Avistamientos de grévoles comunes: LINK

Laanepüü

Grévol común ( www.loodusemees.ee )

Etiquetas

We use cookies on our website to support technical features that enhance your user experience.

We also use analytics & advertising services. To opt-out click for more information.